Madre Mundo: Sus misterios para romper las cadenas. Christian Ortiz.

Vivimos en un tiempo de confrontación de grandes verdades, en donde lo espiritual y lo político convergen desde la conciencia individual y colectiva. El florecimiento del movimiento de la Diosa en los años 70s trajo la oportunidad de hacer una relectura espiritual y social del poder de las mujeres y lo femenino sagrado en la cultura patriarcal. La Diosa reemergió como arquetipo, símbolo político y fuerza espiritual en el mundo.  En el siglo XXI podemos reclamar el poder negado de la Diosa, ella nunca ha dejado de caminar en el mundo, ella es el mundo.

Ella ha sido ocultada, encadenada, negada, traficada, nulificada; pero el espíritu indómito de lo que en nuestra cultura se ha llamado femenino, es mucho más grande que cualquier sistema opresor o colonizador. Ella al igual que las mujeres y todo lo “femenino” no puede ser devastado, Ella retorna continuamente, siempre ha sido así y siempre será de esta forma. Ella es la verdad y el templo debajo del templo.

La guerra sistemática contra las mujeres es real, la persecución y la inquisición ha cambiado de formas, peros esencialmente es la misma. Su malicioso objetivo ha sido “domar” a las mujeres y en caso de no conseguirlo, destruirlas. A las sobrevivientes se les transforma en monstros o son borradas de la historia. No pueden borrar el poder espiritual de la Diosa.

Nuestra Diosa ha usado tantos nombres y vestiduras, pero aún en este tiempo sigue siendo vista por la mayoría como un simple mito (no en el sentido real de la palabra, sino como una mentira o cuento infantil), algo maligno y destructivo, o un simple discurso metafórico. Ella toca lo mítico, lo artístico, lo religiosos, lo social, etc. Ella está en todos esos espacios, ninguna categoría la limita, es ilimitada.

Lo que le hemos hecho a las mujeres y a la tierra se lo hemos hecho a la Diosa, nuestra única forma de integrarla en su justo lugar no se obrará alzando templos y re creando liturgias; su poder será manifiesto en la libertad de los cuerpos y almas de las niñas, mujeres y todo lo que llamamos femenino.

Estamos llamados a retornar a la Diosa en sus múltiples manifestaciones culturales y religiosas, sus símbolos son puentes espirituales para crear nuevas formas de relacionarnos con el cuerpo, la tierra y los otros. De nada sirve crear altares a la Diosa, si menospreciamos y lastimamos a las mujeres y a la vida toda, nosotros somos el templo.

Las verdades incomodas han salido a la luz y hoy podemos afirmar que es real la explotación de las mujeres y las niñas, la explotación de la tierra y la devastación ecológica (y cultural) para sostener a la elite en la cúspide; tan lejos de la Ella, tan desconectados, tan perdidos, tan cerca de la extinción.

Las grandes verdades no pueden ser monopolio de nadie, a lo largo de la historia, múltiples culturas, tradiciones y religiones han observado verdades profundas, están presentes en la sabiduría perenne. Diosa se esconde en sus metáforas, leyendas, ritos, cultos y otras manifestaciones humanas; Ella es el misterio detrás de los misterios, es el ANIMA MUNDI, nuestra madre sagrada, la voz de la tierra.

Comparto algunos misterios guardados en simples verdades. Nuestra Madre Sagrada siempre está en lo evidente, ella es Natura.

Misterio del jardín sagrado.

El misterio de la vida es ginecológico, somos parte de un fecundo jardín donde nada es más grande y nada es más pequeño. La jerarquización malsana es parte de la cultura patriarcal, niega a Diosa y nos vuelca hacia la explotación de la tierra y de otros seres. En un ecosistema todo ser es de vital importancia para el sostenimiento del equilibrio. En Diosa todos somos importantes y sagrados, su espíritu nos revela esto por medio de las leyes naturales del sostenimiento vital.

Misterio de red sagrada.

Ella es la gran mujer araña que teje y desteje la realidad, en su divina red todo existe y está interconectado. Cuando comprendemos sus misterios más allá de la mente, más allá de discursos, nunca más estaremos en soledad. Ella es tejedora, nosotros vivimos morimos y renacemos en el tejido sagrado.

Misterio de Cuna y tumba.

Ella no es un estereotipo edulcorado de bondad, ternura y compasión, eso solo son estereotipos de lo femenino, y han sido reforzados para oprimir a las mujeres. Su naturaleza es hermosa, Ella es la gran trasformadora. En su seno la muerte es vida, la vida es muerte. Nuestros cuerpos y espíritus están en un continuo viaje de integración y desintegración, no hay finales, solo puertas que se cierran, mientras otras se abren. Ella es el misterio de la vida eterna que muta y adquiere nuevas vestiduras.

Misterio de luna y mar.

La naturaleza nos dota de movilidad y ciclicidad, ni los muertos se quedan quietos. Hay un universo de ciclos que incluso en lo que parece muerto, está en continuo movimiento. La luna y la naturaleza cíclica del mar nos acercan al misterio danzante de mundo. Vivimos en una hermosa danza que opera en muchas dimensiones. Nadie puede salir de su influencia y ritmo. Si aprendemos a disfrutar su sagrado movimiento nuestras vidas serán más fecundas y bendecidas, si no lo hacemos crearemos sufrimiento. Ella no castiga o controla nada, no eres ni irrelevante, ni relevante, simplemente estas alineado a su sagrado ritmo o no. El ego espiritual impulsado por tradiciones patriarcales nos hace creer que la divinidad esta castigándonos o premiándonos como pequeños seres en entrenamiento. El mundo es mucho más complejo y hermoso que esa visión narcisista e infantil en la que se nos educó. No se trata de ganar favores divinos, se trata de sincronizarse con su ritmo.

Misterios de los Nombres.

Ella no se limita a un espacio / tiempo, por lo tanto, ninguna figura, símbolo o nombre encierra su totalidad. Desde una visión interreligiosa y transcultural comprendemos que lo divino no puede ser encerrado en una sola manifestación humana. Ella se presenta desde la diversidad, es colorida y variable como la naturaleza. Sus nombres y formas son puentes para nuestra comprensión humana, creamos afinidad según nuestras características culturales, personales y necesidades profundas. Si comprendemos esto, dejaremos de discriminar y tratar de cambiar el código espiritual y cultural de las demás personas. Hay Diosas rubias, Diosas morenas, Diosas rojas, Diosas amarillas, Diosas negras y todas son hermosas. Son bellas porque son reflejo de sus hijas e hijos. Nadie debería ser maltratado y discriminado si comprendemos el misterio de sus nombres, por eso tiene tantos. Ella es un recordatorio espiritual, político, psicológico y cultural del valor de la diversidad.

Te quiero recordar algunos de sus nombres:

Mami Wata te recuerda el poder de lo negro y hermoso. La dignidad de la diáspora africana y su amor que trascendió junto con sus hijos e hijas. No pudieron destruir su sagrada presencia. El color de su piel es negro y es hermoso y nunca nadie más deberá lastimar a sus amados.  ¡Mami Wata, el gran viaje esclavista trasatlántico no apago tu flama, vives en nuestros corazones!

Diana te recuerda el gran poder de las mujeres juntas. Ella camina en las marchas feministas y va contra las violadores y agresores. No pueden destruir el poder del círculo, ella las une y sostiene con amor y fuerza para todas. ¡Diana vives en nuestros corazones!

Coatlicue te recuerda el espíritu indómito que no puede ser asesinado. Ella se ha levantado con su fuerza titánica y ha dicho NO al conquistador. Es el templo debajo del templo. Ella renace y emerge de la tierra con las memorias de los pueblos, es un eslabón con nuestro pasado y dignidad. Nunca más sentir vergüenza por ser morenos, nunca más arrodillarse ante el agresor. ¡Madre Coatlicue vive en nuestros corazones!

Kwan Yin te recuerda el poder sanador de la compasión. Ella lava tus heridas y te hace mirar las cicatrices con auto amor y compasión. Ella dice alto a la crítica toxica dentro y fuera de ti. No eres culpable de todo lo que sucede. El mundo es un mejor lugar cuando las lágrimas compasivas limpian nuestra visión herida del mundo. ¡Kwan Yin es en nuestros corazones!

¡La Diosa y sus múltiple nombres, colores, formas y voces es en nuestros corazones … y en el mundo!

Ella siempre nos está llamando, no vive en una sola tradición, en un único templo, menos aún en un libro. Su sagrado libro es el manifiesto silencioso de la naturaleza y sus ritmos, sus plegarias son el trato justo y digno para todas sus creaciones.

Nuestra espiritualidad centrada en Diosa, es parte de un complejo y hermoso movimiento que puede ser la antesala de un cambio planetario. ¡Nuestra madre nos llama hacia sus brazos, nuestra señora reclama su poder, nuestra Diosa es en el mundo!

Con amor y respeto a mis hermanas, madres, compañeras y maestras. A la Diosa, la que vive en los ojos de todas las mujeres y niñas.

Que podamos retornar a MADRE MUNDO.

FB: Fraternidad de la Diosa / Templo de la Diosa.
Podcast: Circle Sanctuary Network Podcast.
Art: Aura Torres.

SPOTIFY YOUTUBE

READ POST


Rev. Christian Ortiz, Ph.D.
Psicólogo, Sacerdote de la Diosa y Coordinador de la Fraternidad de la Diosa, Kourete de la tradición Diánica. Es miembro de la Fellowship of Isis (FOI), Conferenciante de la Goddess Conference, Certificado en sensibilización en Género (INMUJERES), Especialista y diplomado en prevención y atención de Violencia (UCC – ELPAC). Conductor del programa SABER SANAR.

……….

DIRECTORY:

Psicología Prufunda Web

FDD Manifiesto 

Saber Sanar Podcast

ARKA Web

Diosa Luna Blog

World Goddess Day Web

Fellowship of Isis Symposium Web 

International congress of witchcraft and magic Web

Hombres despiertos Gender and Masculinity 

CONTACTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: