Tarot, I Ching & Methods of Divination

Divinatory systems have been used for thousands of years as a source of help and direction to people wishing to resolve situations of personal uncertainty. Jung used the I Ching for 30 years before he met Richard Wilhelm and found confirmation of its usefulness in Wilhelm’s translation of The Secret of the Golden Flower. We explore the value of divination through the I Ching and the Tarot, and link this to the concept of a unified field that can facilitate a healing relationship with the Self.

Tarot Madrepaz: Sabiduría desde lo femenino.

Tarot Madrepaz

Es un Tarot Femenino ya desde su forma e incluye una perspectiva espiritual y de género. Es ideal para re-conectar con la energía del Sagrado Femenino para despertarlo en nosotras.

Tomando las antiguas imágenes del Tarot, Madrepaz contextualiza con imágenes relacionadas con imágenes provenientes de la mitología, folklore, astrología y religiones comparadas con una perspectiva espiritual feminista. En su esencia conserva la estructura original de los tarots antiguos, adaptándose al objetivo del libro » Madre Paz. Un camino hacia la Diosa a través del mito, arte y tarot».

El diseño de las cartas de Tarot Madrepaz es redondo, se denomina «Madre Paz» (Mother Peace). Fue creado una noche de 1978 por Vicki Noble y Karen Vogel.

Este tarot nos estimula a aceptar nuestra antigua y pacífica herencia y a reclamar nuestro derecho a vivir sin guerras.

Se trata de una manera de hablar de nosotras y desde nosotras. No es un tarot agresivo ni aislado de lo político. Es un juego que toma en cuenta que la vida te la construyes tú misma y que el destino NO está escrito. Propone que nuestra vida son procesos de mujeres en el contexto patriarcal, y que así y todo, podemos realizar alegrías, enfrentar dolores e imaginar y hacer un mundo mejor para nosotras y para la humanidad completa.

Karen Vogel es antropóloga, bióloga, artista y guía espiritual. Vicki Noble, historiadora, escritora, investigadora de magia antigua, está abocada al Chamanismo y al culto a la Diosa.

“Cuando empecé a enseñar MadrePaz en los años 80´s fue considerada parte del Tarot que se percibía como una de las artes “ocultas”. Los interesados en aprender tarot eran estudiantes y se entregaban a sus estudios de magia con la concentración de un investigador científico. Los libros que había leído para preparar nuestro mazo y escribir mi primer libro eran oscuros y escritos en una jerga que desafiaba el uso normal del inglés moderno. Naturalmente, las cartas fueron consideradas “New Age”, junto con todo lo que fuera “raro” para los norteamericanos.(…)

Pero, de hecho, MADREPAZ no es New Age ni lo ha sido nunca. Tiene un fundamento feminista y está absolutamente afirmada en el chamanismo y las prácticas de sanación tribales basadas en la Tierra. La comunidad tarotista en los EEUU nunca ha encontrado realmente un lugar cómodo para estas cartas que no sólo predicen el futuro sino que critican audazmente el presente. (…)

MADREPAZ fue designada teniendo en mente el talento oracular femenino. Las imágenes tomadas de antiguas culturas y de pueblos tribales contemporáneos.

Sus imágenes son predominantemente femeninas (cosa inaudita en un mazo de tarot), multiculturales y multirraciales, de épocas diversas, con muchos animales y plantas para realzar nuestra conexión con la Naturaleza. Por eso hay imágenes que retratan a mujeres en actividades de tipo oracular, es decir en contacto con la dimensión invisible y recibiendo información de ella.

Vicki Noble, creadora del Tarot Madrepaz



Tarot y Meditación

«El tarot es una serie de imágenes portadoras de antigua sabiduría bajo la forma de enseñanzas secretas o esotéricas. Esta enseñanza oculta en los símbolos puede ser descifrada usando la mente intuitiva del hemisferio derecho del cerebro para «leer» las imágenes en las cartas. A través de reposado estudio y meditación el tarot inicia al lector en nuevos ámbitos de conocimientos psiquicos y auto-comprensión.

Los 22 Arcanos Mayores representan principios cósmicos y las 56 cartas de los Arcanos Menores, representan los mundos elementales y humanos».

«El Objeto de la meditación es zafarse de cualquier prejuicio y permitir que los cuadros revelen sus significados. El estado de conciencia necesario para leer las cartas es la relajación y receptividad».

«El tarot es una forma de juego sagrado. No hay sólo una forma de leer las cartas, ni ninguna interpretación correcta que estés intentando adivinar. Lo crucial para una lectura exitosa es la suspensión de la conciencia ordinaria y rendirse al poder del símbolo visual. Abandona tu juicio crítico, confía en tu intuición.

Una vez que dejes que las cartas te hablen, no hay límite a lo que tu puedas hacer con ellas. Puedes escuchar voces, vivenciar personalmente la acción. Deja que las imágenes te lleven a algún lugar de los planos anteriores y te servirán como instrumentos de cambio. Tu ser creativo intuitivo, revelará – si tu lo dejas – secretos e historias a tu ser de vigilia.

Cerrar la brecha entre estos dos seres es el objetivo final de cualquier forma de meditación».

Vicki Noble, creadora del Tarot Madrepaz

info: http://tallerladiosa.blogspot.com/

Tarot y psicología: El vínculo según C. G. Jung.

¿Qué son los arquetipos según Carl Gustav Jung?

Carl Gustav Jung definió a los arquetipos como los principios rectores fundamentales de la psique humana. Luego de analizar su propia vida, la de otras personas y manifestaciones del arte, los mitos y las religiones, Jung llegó a la conclusión de que los arquetipos son formas simbólicas innatas.

Estas disposiciones psicológicas estructuran inconscientemente la conducta humana, tanto en el nivel personal como en el social.

Los arquetipos no son meros conceptos filosóficos. Son fragmentos de la vida misma, imágenes que están conectadas al individuo a través de las emociones. Además, permiten darle sentido a la experiencia humana de acuerdo con ciertos patrones universales y atemporales.

Algunos de ellos son Nacimiento y Muerte, Luz y Oscuridad, Renacimiento, la Gran Madre, el Héroe, el Hijo, el Embaucador, Eros y Logos, lo Bueno y lo Malo, la Sombra, lo Femenino y lo Masculino.

Cada arcano mayor resguarda uno o más arquetipos universales e inconscientes. Por esta razón, aprender a leer el tarot es recurrir al autoanálisis.

Según Jung, interpretar lo que cada tirada tiene para decirnos es una forma de conocernos a nosotros mismos más en profundidad.

En ese viaje de introspección, y gracias a los arcanos mayores, se pueden identificar las angustias, complejos o represiones que nos atormentan.

Tarot y psicología en los arcanos mayores

El Loco

Representa el deseo de lanzarse a la aventura. Arquetipo: el joven.

El Mago

Representa la astucia necesaria para afrontar una determinada situación o relación. Arquetipo: el embaucador.

La Papisa

Representa el llamado a confiar en la intuición. Arquetipo: lo femenino.

La Emperatriz

Representa la abundancia y la fertilidad. Arquetipo: la madre.

El Emperador

Representa la perseverancia para alcanzar las metas. Arquetipo: el padre.

El Papa

Representa la conexión sabia entre lo material y lo espiritual. Arquetipo: el viejo sabio.

El Enamorado

Representa la necesidad de elegir entre dos o más situaciones o personas. Arquetipo: el alma.

El Carro

Representa la conquista de una meta. Arquetipo: el guerrero.

La Justicia

Representa la reflexión necesaria a la hora de tomar decisiones. Arquetipo: la justicia.

El Ermitaño

Representa la introspección que permite alcanzar la sabiduría. Arquetipo: el viejo sabio.

La Rueda de la Fortuna

Representa acontecimientos inesperados. Arquetipo: el destino.

La Fuerza

Representa la voluntad para afrontar los momentos difíciles. Arquetipo: la resistencia.

El Colgado

Representa los momentos de incertidumbre. Arquetipo: el sacrificio.

La Muerte (arcano sin nombre)

Representa las transformaciones. Arquetipo: el renacimiento.

La Templanza

Representa la empatía hacia los demás. Arquetipo: la unión de los opuestos.

El Diablo

Representa los instintos básicos. Arquetipo: la energía sexual.

La Torre

Representa los cambios repentinos. Arquetipo: el caos.

La Estrella

Representa la esperanza y la apertura a la vida. Arquetipo: la estrella guía.

La Luna

Representa el temor a lo desconocido. Arquetipo: los sueños.

El Sol

Representa felicidad, alegría y exposición. Arquetipo: el sol.

El Juicio

Representa el realizar balances sobre nuestra vida. Arquetipo: la evaluación.

El Mundo

Representa la plenitud absoluta. Arquetipo: la satisfacción.

Sobre la autora

María Cruz es la tarotista detrás de 7Tarot. Su visión es compartir la belleza del tarot y hacerlo entendible para todos como herramienta de reflexión para comprender nuestra vida.

Sincronicidad y Tarot

Cada carta del Tarot posee un significado que se relaciona directamente con estados del alma y circunstancias y tipología de personas. Es inespacial y atemporal, pues nos conecta con circunstancias del pasado, presente y futuro.

Tal como hemos visto antes, de acuerdo con la teoría de Jung, los Arcanos del Tarot representan arquetipos que sugieren aspectos de la vida. Por ello nos remiten no sólo a lo inmediato, lo evidente; sino que representan las experiencias de la persona, sus propias pasiones, deseos y motivaciones inconscientes, ya que los símbolos reflejan directamente lo que hay en nuestras memorias atávicas y memorias de nuestra vida individual.

Las circunstancias no suceden por azar. Nada ocurre por casualidad, como han demostrado la psicología humanista y la física cuántica. Ni siquiera existe la casualidad como tal (Sincrodestino, Deepak Chopra). Cuando seleccionamos y extraemos una carta para representar una situación o persona, el principio que opera es el de sincronicidad. Extraemos la carta justa para decirnos aquello que debemos saber, aquella cuyo simbolismo responde a nuestra pregunta.

Autor: Marinela Ramírez

Socióloga, Terapeuta Holística, Profesora de Tarot

Fuente: http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=1425

Historia del Tarot Thoth de Aleister Crowley y Frieda Harris

Edward Alexander (Aleister) Crowley nació en el Reino Unido en 1875, en el seno de una familia adinerada y de profundas raíces religiosas. Sus padres pertenecían a una secta fundamentalista cristiana muy conservadora, los Hermanos de Plymouth y su progenitor fue especialmente activo en este grupo, hasta el punto de convertirse en pastor.

La relación de Crowley con su madre fue siempre especialmente tensa, pues ésta no dudaba en denostarle, llamando a su hijo: «la Bestia». Este es un epíteto que luego, de forma claramente burlesca, adoptaría Crowley como propio.

El fallecimiento temprano del padre fue un duro golpe para Crowley, e hizo que su comportamiento se hiciera cada vez más difícil de soportar para la familia. Ya en su juventud, destacó por ser un rebelde, con una vida sexual escandalosa (era abiertamente bisexual) y un gran deseo de destacar entre la mediocridad victoriana que le rodeaba.

Crowley fue un joven con múltiples intereses, destacó como montañero, maestro de ajedrez, pintor, poeta, deportista, novelista, crítico y productor teatral. Pero, por encima de todo, Crowley fue ocultista y mago.

Tras una enfermedad que le hizo cuestionarse el sentido de la existencia, Crowley tomó contacto con la Orden Hermética de la Golden Dawn, un grupo ocultista basado en Londres, en donde fue iniciado el 18 de noviembre de 1898. Allí compartió estudios con Arthur Edward Waite, el autor del Tarot Rider-Waite-Smith.

Repudiado por varios miembros de la Golden Dawn, entre los que se encontraba el poeta W. B. Yeats, Crowley intentó dar un golpe de estado en el seno de la sociedad, a fin de tomar el poder. El intento fue fallido, pero significó el principio del fin de este grupo Hermético.

En medio de una gira de viajes y después de formalizar un matrimonio de conveniencia con Rose Edith Kelly, Crowley recibe una inspiración que dará pie a su «Libro de la Ley». Esta obra será el pilar sobre la que fundará su religión telemítica.

A partir de la revelación del «Libro de la Ley», Crowley funda su propia religión e instaura una Abadía de Thelema en la localidad siciliana de Cefalú, en 1920. En este lugar, acompañado de su amante Leah Hirsig y varios discípulos, desarrolla diversos rituales. Después de la muerte de uno de sus adeptos, probablemente accidental, se creó una gran polémica en torno a las actividades del grupo. Como resultado, en 1923 Benito Mussolini ordenó que Crowley fuera expulsado de Italia.

El Tarot Thoth es probablemente la obra más importante de los últimos años de Crowley, pues en él se sumariza gran parte de su esfuerzo por establecer vínculos entre diversas tradiciones espirituales, renovando de paso el simbolismo tradicional de las cartas.

Adquiere tu mazo aquí TIENDA

Para ejecutar los diseños de las cartas, Crowley eligió a una pintora de su círculo, Lady Frieda Harris, quien era esposa de uno de los líderes políticos del parlamento británico. Harris ayudó financieramente a Crowley y entre ambos surgió un gran afecto y mutua admiración.

Aunque la idea inicial de Crowley consistía en diseñar su Tarot en seis meses, el proyecto se prolongó durante cinco años, entre 1938 y 1943. Este proceso ayudó a que tanto Crowley como Harris profundizaran tanto en los símbolos como en el diseño de los naipes. De hecho, hasta llegar al resultado final, Harris tuvo que pintar algunas cartas hasta ocho veces.

El tarot Thoth fue editado por primera vez de forma privada en una tirada de 200 copias, pero ninguno de sus autores vivió lo suficiente como para verlo publicado de manera masiva. Aleister Crowley murió en 1947 y Frieda Harris en 1962.

La primera edición comercial del Tarot Thoth se realizó en 1969, y corrió a cargo de Ordo Templi Orientis. La calidad de esta edición era muy pobre y fue mejorada con una nueva sesión fotográfica y una nueva edición en 1977. Una nueva revisión precedida por nuevas y mejores fotografías, se produjo en 1986, y de nuevo en 1996.

Las ilustraciones del Tarot Thot presentan unas imágenes de profundo carácter onírico, que nos dan la impresión de ser testigos de un sueño. Son cartas ricas en simbolismo, basado en el deseo de incorporar diversos sistemas ocultistas. De este modo, es posible hacer varias lecturas de este Tarot, basándonos en la mitología egipcia, en el simbolismo kabalístico e incluso en la alquimia.

Autor: Octavio Déniz